miércoles, 20 de julio de 2011

Nombrarte

más allá 
más allá de la voluntad
más allá de la noche de puente resquebrajado


la calma escarchada 
derrite la memoria


y viene tu nombre
agazapado
/nervioso
como si los huesos sudaran piel
y se metieran en las orejas hasta llover las venas


Y viene tu nombre
       
        c  o  r  p  ó  r  e  o


diminuto


latente bajo 
                la 
                     almohada


de la boca ................................. a la médula


petrificado


imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.imborrable.

2 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Cuesta muchas veces llegar a los recuerdos, pero están siempre a pesar de los puentes resquebrajados.

Muchos besos.

Rayuela dijo...

maravilloso poema, deconstruyendo la forma para construir otra forma de lectura, en cascada a veces, en fluir lento otras.

besos*